Celebra FIME medio siglo de su posgrado

Hace medio siglo, la Facultad de Ingeniería Mecánica y Eléctrica abrió las puertas de su Escuela de Graduados, hoy División de Estudios de Posgrados, y para celebrarlo develaron una placa conmemorativa, acción que realizó el 15 de octubre y que se enmarca dentro del 69 aniversario de la FIME.

A este festejo se suma el trigésimo aniversario de apertura del doctorado, que en 1986 comenzó con los programas de Materiales e Ingeniería Eléctrica; develaron la placa el Rector Rogelio Garza Rivera, el Dr. Jaime Arturo Castillo Elizondo, Director; el maestro Guadalupe Evaristo Cedillo Garza, maestro decano y ex director; el Dr. Raúl Quintero Flores, fundador del posgrado y el Ing. José Antonio González Treviño, ex Rector y Director de FIME.

“Hoy queremos reconocer la labor de hombres y mujeres que a lo largo del tiempo han impulsado el posgrado de FIME, iniciado como una Escuela de Graduados, y que mostraron una visión vanguardista; desde 1966 que iniciamos los programas de Maestría, hemos sido testigos de la evolución de esta importante y noble tarea”, pronunció Jaime Arturo Castillo.
El Director de FIME hizo público su agradecimiento a Nicolás Treviño, Raúl Quintero Flores, Guadalupe Evaristo Cedillo Garza, Alberto Roque Samaniego y el Ing. Alfonso Morcos, como fundadores del posgrado con dos programas de maestría: Ingeniería Mecánica e Ingeniería Eléctrica.

Fue el Rector Rogelio Garza Rivera quien recordó que en 1986 se decidió crear el programa de doctorado para ensanchar la frontera del conocimiento, fortalecer la investigación de alto impacto, aportar soluciones innovadoras a los problemas de la industria.

Y para apoyar este proyecto, el maestro Guadalupe Evaristo Cedillo Garza reunió a un grupo de egresados que ocupaban posiciones muy importantes en ese momento en la industria local y nacional.
“Esta placa, sin duda es un verdadero agradecimiento y reconocimiento a estos profesores por haber impulsado una de las transformaciones de mayor trascendencia en la historia de nuestra FIME y de la Universidad; la visión de los fundadores de nuestra escuela y de quienes la han dirigido es -y ha sido- ser la mejor Facultad de Ingeniería de México”, pronunció el Rector.

Garza Rivera, reconoció que hoy es posible decir que los programas doctorales han alcanzado una madurez académica ejemplar, porque desde su creación quienes han tenido el honor de dirigir la FIME, han tenido la visión de fortalecer la investigación, el desarrollo tecnológico y la innovación.

“Gracias a esto nuestros programas de posgrado son referentes a nivel nacional, por su carácter práctico, toda vez que nuestros investigadores tienen una participación decisiva en la solución de los problemas de la industria y en la sociedad, en la generación y aplicación de conocimiento y siempre vinculados con los sectores productivos”, dijo el exdirector.
En tanto, el Dr. Jaime Arturo Castillo reconoció que ante la necesidad latente de formalizar la investigación es que se crea el posgrado.

“La evolución de 50 años de nuestro posgrado ha sido latente, en el se han amalgamado la pasión, la misión, el trabajo, el orgullo, la identidad, la calidad y la suma de voluntades de grandes personajes que han sido pieza clave”. dijo.

Hoy, la oferta actual del posgrado es de 12 maestrías y 5 doctorados reconocidos por su buena calidad a través del CONACYT en el Programa Nacional de Posgrados de Calidad (PNPC), por lo que es muy significativo decir que todas las maestrías en ciencias cuentan con este reconocimiento, así como la mayoría de los doctorados de la FIME.

“Recientemente logramos tener nuestro primer programa de posgrado reconocido por PNPC con la distinción de competencia internacional y dos de doctorado han subido de nivel, lo que es una motivación mas para la propia evolución de nuestros posgrados”, compartió.

Castillo Elizondo reconoció que este resultado es sinónimo del trabajo de hombres y mujeres que dedican tiempo y pasión al posgrado, “me refiero a los 151 maestros y 128 maestros adscritos al Sistema Nacional de Investigadores, a las áreas apoyo y gestión, a nuestro Consejo Consultivo, Fundación PROFIME y a todos los que contribuyen en el engrandecimiento de FIME”.

Por
Esperanza Armendáriz
Fecha
20/10/2016