UANL
Por nivel De interés
Posgrado
Posgrado

Educación Continua
Oferta

SIASE
...............................................
Servicio social
...............................................
Prácticas profesionales
...............................................
Más trámites
...............................................
Examen EGEL
...............................................
Bolsa de Trabajo
...............................................
Tutorias
...............................................
Mapa
Por nivel De interés
Conmutador
UANL: (81) 83-29-40-00

FIME: (81) 83-29-40-20

Dirección
Dirección: Ext. 5700

Oficina del director: Ext. 5743


Tesorería
Tesorería: Ext. 5763

Subdirecciones
Subdirección académica: Ext. 5733

Subdirección administrativa: Ext. 5982

Subdirección desarrollo estudiantil: Ext. 5713

Subdirección desarrollo institucional y humano: Ext. 5871

Subdirección posgrado: Ext. 1623

Subdirección vinculación y relaciones: Ext. 5953

Sección de Contacto
...............................................
Mail de Contacto
...............................................
Te encuentras en Modelo Educativo UANL

> Modelo Educativo UANL

Introducción

Acabas de ingresar a la FIME, UANL. Vas a comenzar una importante etapa de tu vida, los estudios de licenciatura, de la cual posiblemente dependen muchos aspectos de tu futuro.

¿Qué quieres ser cuando termines tus estudios de licenciatura?

Generalmente se responde con la frase: “Un buen Ingeniero”…

Pero…,¿ qué es ser un buen ingeniero?.

En muchas ocasiones observamos con deficiencia en el desempeño de su trabajo profesional, en razón a deficiencias en su comunicación, ausencias de espíritu de trabajo en equipo, falta de capacidad y creatividad para resolver situaciones complejas en su desempeño profesional.

¿Quieres ser uno de estos ingenieros mediocres?. ¿No?,

pues de tí depende.

Hoy se te presenta una excelente oportunidad de formarte como un buen profesionista de acuerdo a un nuevo Modelo Educativo de la UANL, en base a competencias.

El presente documento tiene como propósito proporcionar una visión general del nuevo modelo y mostrar cuál va a ser tu papel, como estudiante, para lograr el éxito del mismo.

Antecedentes

En todos los ámbitos de la actividad humana, es necesario reconocer los actuales procesos de globalización, que también incluyen la educación, que hoy se caracteriza por ser un proceso dinámico cuya transformación responde a los cambios de orden social, político, económico y cultural que la sociedad mexicana ha experimentado en los últimos años. 

Para responder a estos cambios la Universidad Autónoma de Nuevo León ha elaborado un Modelo Educativo, que se comienza a implementar en algunas carreras del nivel de Licenciatura a partir de agosto del 2009.

En la construcción del Modelo Educativo de la UANL, se asumieron los planteamientos de la Visión 2012 UANL  y del  Plan de Desarrollo Institucional 2007-2012, en los cuales se reconoce que la evolución y tendencias observables del mundo laboral y de las profesiones, subrayen la necesidad de formar a los individuos en un amplio conjunto de competencias, que incluyan por supuesto los conocimientos, pero también las habilidades, destrezas,  actitudes y valores que son requeridas en el puesto de trabajo.

Así este Modelo Educativo tiene dos ejes estructuradores, que conforman sus características fundamentales, que son:

  • Educación centrada en el aprendizaje.
  • Educación basada en competencias.

Además de sus ejes operativo y transversales, que incluyen aspectos como:

 

  • Flexibilidad curricular y de los procesos educativos.
  • Internacionalización.
  • Innovación académica.

Pero, ¿qué  significa que la educación esté basada en competencias y centrada en el aprendizaje?.

Estas no son frases vacías. Tradicionalmente los procesos educativos están centrados en la enseñanza. Los profesores “enseñan” a los estudiantes. Generalmente por “enseñar” se entiende que el profesor brinda una gran cantidad de información a sus alumnos, mediante tipos de clase como pueden ser las conferencias magistrales. El estudiante se sienta en el aula y escucha lo que dice el profesor, toma notas y hace alguna actividad, en forma pasiva. La preocupación viene cuando llega la evaluación final del curso, frecuentemente un examen, que se utiliza para “medir” qué aprendió el estudiante. A veces resulta que los resultados de tales evaluaciones no son buenos. Entonces el profesor dice “estos estudiantes no aprendieron”. Pero ya en ese momento la situación no tiene remedio y el estudiante se va a segundas, terceras o cuartas oportunidades, o queda fuera del sistema.

La tendencia mundial es cambiar el centro del proceso hacia el aprendizaje del estudiante. El estudiante ya no puede permanecer pasivo dentro del proceso, tiene que realizar actividades que le permitan construir sus conocimientos, desarrollar sus habilidades y fortalecer su formación integral. Las evaluaciones cambian su papel, ya no se mide tanto el aprendizaje; se evalúa para el aprendizaje, de manera que los ejercicios evaluativos sirvan también para aprender de los errores.

El otro punto es la educación basada en competencias. ¿Qué son las competencias?. La palabra competencia está aquí utilizada en su significado de “competente”. Seguramente alguna idea nos surge cuando escuchamos una frase como: el ingeniero Pérez es muy competente en su especialidad.

El enfoque basado en competencias es considerado como un medio que responde mejor a la necesidad de encontrar un punto de aproximación entre la educación y empleo; refuerza el propósito de empleabilidad; se adapta a los cambios de la sociedad internacional bajo múltiples formas, y es una moderna y posible respuesta a la necesidad urgente de mejorar la calidad de la educación para todos.

Se puede afirmar que una competencia es una combinación adecuada de conocimientos, habilidades y actitudes, necesarias para realizar una tarea, acción o proceso intelectual propios del desempeño profesional, en un contexto definido. Es decir, la competencia no reside en los recursos, sino en la movilización misma de los recursos para realizar una tarea, resolver un problema, abordar una situación compleja. Para ser competente es necesario poner en juego el repertorio de recursos, ante diferentes situaciones.

Muchas veces ocurre que un estudiante egresa de las Universidad con excelentes calificaciones, posteriormente resulta que su desempeño en un puesto profesional es deficiente; le falta preparación, le falta práctica, le falta conciencia de trabajo en equipo, tiene falta de comunicación, no puede solucionar los problemas que se le presenta cada día en su trabajo, en fin, no cumple las expectativas que el emprendedor requiere. Esta persona tendrá muchos conocimientos, pero no es capaz de movilizarlos para resolver las situaciones que se le plantean en su vida laboral. Entonces se dice “no es competente”. Las competencias incluyen los conocimientos, pero no se reducen a ellos.

¿Qué se está buscando con el Modelo Educativo UANL? Pues simplemente que los egresados de la UANL estén preparados para responder a las exigencias del entorno, de la sociedad actual, del mundo globalizado, que sean capaces de resolver problemas, de comunicarse, de trabajar en equipos multidisciplinarios e interdisciplinarios, en fin que sean  competentes.

Resumiendo podemos decir que competencia profesional es:

Un conjunto interrelacionado de conocimientos, habilidades, actitudes y valores, que hace posible desempeños flexibles, creativos y competitivos, en un campo profesional específico y en un contexto determinado.

Respondiendo a la pregunta formulada inicialmente, de qué es ser un buen ingeniero, en los momentos actuales, diríamos: un buen ingeniero es aquel que tiene las competencias requeridas por la sociedad. Debe tenerse en cuenta que en el mercado laboral, producto de la globalización, competimos con ingenieros graduados no solo en México, sino que, competimos con graduados de todo el mundo. La tarea consiste entonces en tener una formación, que nos permita competir exitosamente, en ese mercado laboral globalizado.

El Modelo Educativo en la FIME

La Facultad de Ingeniería Mecánica y Eléctrica está inmersa en este proceso de implantación del Modelo Educativo. Para ello se ha trabajado en múltiples direcciones entre las cuales podemos citar la elaboración de los perfiles de competencias de las carreras, el desarrollo de los programas analíticos de las unidades de aprendizaje, la capacitación de profesores y directivos, la elaboración de diferentes materiales de apoyo al proceso, etc.

Se ha tomado la decisión de comenzar, en agosto del 2009, la implantación del Modelo Educativo UANL en ocho carreras:

  1. Ingeniero Mecánico Electricista (IME).
  2. Ingeniero Mecánico Administrador (IMA) .
  3. Ingeniero Administrador de Sistemas (IAS) .
  4. Ingeniero en Electrónica y Comunicaciones (IEC).
  5. Ingeniero en Electrónica y Automatización (IEA).
  6. Ingeniero en Materiales (IMT).
  7. Ingeniero en Manufactura (IMF).
  8. Ingeniero en Tecnologías de Software (ITS).

En estas carreras se ha desarrollado un trabajo intenso para iniciar en la fecha propuesta. La primera generación de estudiantes, de estas carreras, que comenzará el plan de estudios por competencias, tendrá ante sí la honrosa tarea de llevar al éxito a este proyecto.

Asimismo para Agosto del 2010 comenzarán el resto de las Licenciaturas de la Facultad.

El éxito del Modelo Educativo en la FIME depende del trabajo de todos los involucrados: profesores, estudiantes, directivos. Para ello es necesario que todos estemos preparados y dispuestos a llevar a cabo esta transformación, que sin duda representará una mejora en la preparación de nuestros egresados. Aspiramos a que los egresados de la Facultad de Ingeniería Mecánica y Eléctrica de la UANL, sean reconocidos como ingenieros de clase mundial que puedan competir con cualquier profesionistas de su nivel en cualquier parte del mundo.

Papel del estudiante en el éxito del modelo educativo

Lograr esa aspiración de que los egresados de la FIME, UANL, sean reconocidos como ingenieros competentes, en cualquier lugar del mundo, está determinado por el éxito de este proyecto formativo.

Como ya se ha expresado el éxito de este Modelo, basado en competencias depende en mucho de la actuación de todas las personas involucradas: estudiantes, profesores, directivos de la Facultad, de la Universidad, etc.

Puede afirmarse que Uds., estudiantes, juegan un papel fundamental en el éxito de este Modelo Educativo. Como se señala en el Modelo Académico de Licenciatura de la UANL “el estudiante es reconocido en el Modelo Educativo como el principal protagonista del aprendizaje; es un sujeto activo que aprende pero que se autoforma adquiriendo y desarrollando capacidades que le permiten construir su propio conocimiento”.

Como se menciona el principal responsable del aprendizaje del estudiante es el propio estudiante. Para cumplir esta responsabilidad se le dan las condiciones necesarias, situándolo en ambientes en los que se le facilite el aprendizaje, con actividades de diferente tipo, ejercicios de evaluación continua, brindándole una información oportuna de cómo está desarrollando sus competencias y qué puede hacer para mejorar su desarrollo, etc.

Muchas actividades han sido diseñadas por los profesores de las academias para posibilitar el aprendizaje de los estudiantes. Entre ellas: debates, discusiones, investigaciones, prácticas de laboratorio, tareas extra clases, elaboración de resúmenes, informes de investigación, proyectos, casos, etc.

Pero de nada sirve el número y tipo de las actividades diseñadas si los estudiantes no participan activamente en ellas, si no se proponen obtener el máximo de cada actividad que se realice, si no se dedican a atender a las orientaciones de sus profesores de cómo mejorar el desarrollo de sus competencias. Como se ha expresado el centro del proceso ahora es el aprendizaje de los estudiantes. Todo el diseño de las carreras se ha hecho teniendo como finalidad central que los estudiantes aprendan más, que egresen mejor preparados para poder satisfacer las exigencias de la sociedad. Pero de nuevo este diseño no tendrá éxito si los estudiantes no se comprometen con su propio desempeño.

¿Cómo pueden los estudiantes obtener el mejor resultado en este enfoque?

Participando en las actividades de aprendizaje, realizando las tareas encomendadas, formulando preguntas, buscando información fuera de las clases, tratando de obtener el máximo provecho de cada trabajo realizado en las aulas y fuera de ellas. Ya no se vale ir a las aulas “a ver qué va a hacer hoy el profesor”; al aula hay que ir con el espíritu de cómo puedo aprender lo máximo posible en el día de hoy, cómo puedo desarrollar aún más mis competencias, cómo relaciono el contenido impartido con mi especialidad, qué utilidad tiene, etc.

El estudiante que va al aula a oír lo que dice el profesor y copiar del pizarrón las soluciones o explicaciones sólo recibirá información, pero no desarrollará sus habilidades o construirá sus competencias.

Es necesario recordar que muchas de las actividades diseñadas son similares a las que realizará posteriormente en su entorno laboral, una vez graduado. Por lo tanto los estudiantes deben ver estas actividades como una preparación directa para ser, el día de mañana, mejores profesionales de su especialidad; profesionales que realmente puedan satisfacer las demandas de los empleadores para así lograr un proyecto de vida acorde con las necesidades de la sociedad, de su familia y las suyas personales.

Como se señala en el Modelo Académico de Licenciatura, UANL, el estudiante debe:

  • Participar activamente en la construcción de su proyecto educativo y en los procesos de aprendizaje.
  • Desarrollar su capacidad de auto aprendizaje
  • Reconocer su responsabilidad en la toma de decisiones relacionadas con la construcción de su trayectoria formativa.
  • Poseer una motivación permanente por el aprendizaje.

Además debe:

 

  • Involucrarse en la generación y aplicación del conocimiento de acuerdo a su nivel de formación.
  • Desarrollar capacidades de análisis de la realidad, de generalización de sus conocimientos a otros contextos, de reflexión y crítica, de imaginación y de razonamiento.
  • Aprender  a investigar y lograr las metas pretendidas mediante la organización de su trabajo y  el uso de herramientas y tecnologías de la información y la comunicación.
  • Participar en actividades que fortalezcan su formación integral.
  • Desarrollar la capacidad de interactuar colaborativamente en ambientes multi y transdisciplinarios.

Es importante que tengas presente estos aspectos cada día que vengas a la Facultad, en cada clase, en cada actividad, en cada tarea. Tu responsabilidad es desarrollar las competencias; la responsabilidad del Profesor es orientarte en esta tarea, facilitarte la misma, ofrecerte los recursos necesarios, etc. Pero nunca podrá el profesor cumplir con su responsabilidad si tu estudiante, no cumples con la tuya. Cada vez que se te oriente hacer una actividad piensa: ¿qué voy a lograr con ella?, ¿qué competencias me permite desarrollar?, ¿cómo me ayuda esta actividad en mi formación como profesional? Desarrolla la actividad tratando de obtener de ella el máximo resultado, a conciencia, no solo para obtener una calificación. ¿De qué te sirve la calificación si no aprendiste algo en la actividad? ¿Para qué sirve copiar la actividad de un compañero y obtener una buena calificación, si no aprendiste algo, si no desarrollaste la habilidad o competencia planeada? El día de mañana en el puesto de trabajo ya no vas a poder copiarte, allí si dependerá de tus habilidades y competencias personales el desarrollar una buena labor, por la cual serás reconocido como un buen ingeniero.

Te invitamos a participar activamente en este Proyecto Educativo, basado en competencias. Estamos seguros que podrás apreciar sus ventajas, en el logro de una mejor preparación para el mañana.

Como señalan algunos expertos:

“Plantear una Educación basada en competencias no es otra cosa que pedir que nuestros egresados sean competentes”

 

Nuestra sociedad te necesita como un agente de cambio, atrévete a formarte, como un ingeniero competente.

Enlaces relacionados